viernes, 17 de enero de 2020

El celibato sacerdotal La enseñanza de los Pontífices desde Pio XI a Benedicto XVI - Card. Mauro Piacenza


El celibato sacerdotal
La enseñanza de los Pontífices desde Pio XI a Benedicto XVI

Intervención del cardenal Mauro Piacenza
prefecto de la Congregación para el Clero
pronunciada el día 24 de enero de 2011
en las Jornadas Sacerdotales celebradas en Ars (Francia)

“El celibato sacerdotal: fundamentos, alegrías, desafíos...
Las enseñanzas del Papa sobre el tema:
de Pío XI a Benedicto XVI”


Venerados hermanos en el Episcopado,
Queridísimos sacerdotes y amigos todos,

      Estoy muy contento de intervenir en vuestro Coloquio utilizando las más modernas tecnologías de la comunicación. Esta intervención pretende expresar ante todo la más profunda estima y mi aliento personal y el de la Congregación para el Clero hacia los organizadores del Coloquio, por el tema que se ha elegido, de lo más oportuno, y sobre todo porque éste tiene lugar en el lugar que vio la obra de san Juan Maria Vianney, modelo acabado de Sacerdocio ministerial e imagen de continua referencia también para los sacerdotes de nuestro tiempo.

      El tema que se me ha asignado es muy específico y se refiere a las enseñanzas de los Papas sobre el Celibato sacerdotal, desde Pío XI a Benedicto XVI. Desarrollaré la presente intervención examinando algunos de los documentos más significativos de estos Pontífices, mostrando la actualidad de sus enseñanzas y trazando algunas líneas de síntesis que espero sean útiles para transfundir, de hecho, en la formación eclesiástica.

La enseñanza de los Pontífices desde Pio XI a Benedicto XVI
      Para mantenerme en los tiempos que me han asignado, he decidido examinar sólo los documentos más significativos de los Pontífices y, especialmente, algunas Encíclicas, que, al respecto, resultan particularmente relevantes.

1. Pío XI y la Encíclica ‘Ad Catholici Sacerdotii’

jueves, 16 de enero de 2020

La importancia del celibato sacerdotal - Card. Claudio Hummes


CONGREGACIÓN PARA EL CLERO

REFLEXIONES DEL CARDENAL CLAÚDIO HUMMES

CON MOTIVO DEL 
XL ANIVERSARIO 
DE LA CARTA ENCÍCLICA
«SACERDOTALIS CAELIBATUS»
DEL PAPA PABLO VI

La importancia del celibato sacerdotal


Desarrollo histórico - Las razones del sagrado celibato - El valor de la castidad y del celibato - Medios para ser fieles al celibato - Una vocación santa

Al entrar en el XL aniversario de la publicación de la encíclica Sacerdotalis caelibatus de Su Santidad Pablo VI, la Congregación para el clero cree oportuno recordar la enseñanza magisterial de este importante documento pontificio.

En realidad, el celibato sacerdotal es un don precioso de Cristo a su Iglesia, un don que es necesario meditar y fortalecer constantemente, de modo especial en el mundo moderno profundamente secularizado.

En efecto, los estudiosos indican que los orígenes del celibato sacerdotal se remontan a los tiempos apostólicos. El padre Ignace de la Potterie escribe:  "Los estudiosos en general están de acuerdo en decir que la obligación del celibato, o al menos de la continencia, se convirtió en ley canónica desde el siglo IV (...). Pero es importante observar que los legisladores de los siglos IV o V afirmaban que esa disposición canónica estaba fundada en una tradición apostólica. Por ejemplo, el concilio de Cartago (del año 390) decía:  "Conviene que los que están al servicio de los misterios divinos practiquen la continencia completa (continentes esse in omnibus) para que lo que enseñaron los Apóstoles y ha mantenido la antigüedad misma, lo observemos también nosotros"" (cf. Il fondamento biblico del celibato sacerdotale, en:  Solo per amore. Riflessioni sul celibato sacerdotale. Cinisello Balsamo 1993, pp. 14-15). En el mismo sentido, A.M. Stickler habla de argumentos bíblicos en favor del celibato de inspiración apostólica (cf. Ch. Cochini, Origines apostoliques du Célibat sacerdotal, Prefacio, p. 6).

Desarrollo histórico

miércoles, 15 de enero de 2020

Es necesario pedir la gracia de comprender el celibato sacerdotal, que sin duda alguna encierra cierto misterio - San Juan Pablo II


JUAN PABLO II
AUDIENCIA GENERAL

Sábado 17 de julio de 1993

La lógica de la consagración en el celibato sacerdotal


(Lectura: capítulo 19 del evangelio según san Mateo, versículos 10-12)

1. En los evangelios, cuando Jesús llamó a sus primeros Apóstoles para convertirlos en "pescadores de hombres" (Mt 4, 19; Mc 1, 17; cf. Lc 5, 10), ellos, "dejándolo todo, le siguieron" (Lc 5, 11; cf. Mt 4, 20.22; Mc 1, 18.20). Un día Pedro mismo recordó ese aspecto de la vocación apostólica, diciendo a Jesús: "Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido" (Mt 19, 27; Mc 10, 28; cf Lc 18, 28). Jesús, entonces, enumeró todas las renuncias necesarias, "por mí y por el Evangelio" (Mc 10, 29). No se trataba sólo de renunciar a ciertos bienes materiales, como la casa o la hacienda, sino también de separarse de las personas más queridas: "hermanos, hermanas, madre, padre e hijos" —como dicen Mateo y Marcos—, y de "mujer, hermanos, padres o hijos" —como dice Lucas (18, 29).

Observamos aquí la diversidad de las vocaciones. Jesús no exigía de todos sus discípulos la renuncia radical a la vida en familia, aunque les exigía a todos el primer lugar en su corazón cuando les decía: "El que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí no es digno de mí" (Mt 10, 37). La exigencia de renuncia efectiva es propia de la vida apostólica o de la vida de consagración especial. Al ser llamados por Jesús, "Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan", no dejaron sólo la barca en la que estaban "arreglando sus redes", sino también a su padre, con quien se hallaban (Mt 4, 22; cf. Mc 1, 20).

Esta constatación nos ayuda a comprender mejor el porqué de la legislación eclesiástica acerca del celibato sacerdotal. En efecto, la Iglesia lo ha considerado y sigue considerándolo como parte integrante de la lógica de la consagración sacerdotal y de la consecuente pertenencia total a Cristo, con miras a la actuación consciente de su mandato de vida espiritual y de evangelización.

miércoles, 8 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 16


8 de enero

DILIGENCIA DE LOS MAGOS


La diligencia en la búsqueda manifiéstase de tres maneras. Por eso dice San Agustín: ¡Oh alma mía!, si diligentemente pidieres, lo revelarías con tres señales: 1º) Pedirías luz para que no te obstaculizaran las tinieblas; 2º) Preguntarías a los que saben para no equivocarte buscando; 3º) No descansarías en ningún lugar hasta no encontrar al amado.

Acerca de lo primero se dice en el Salmo (66, 2, 3): Dios tenga misericordia de nosotros...para que conozcamos en la tierra tu camino. Y en el libro de los Proverbios (4, 18): La senda de los justos, como luz que resplandece, va delante, y crece hasta el día perfecto. Esto lo interpreta así la Glosa: Las obras de los justos se ejecutan con la luz de la ciencia, y conducen a la vida eterna, que es el día perfecto.

martes, 7 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 15


7 de enero

ORDEN DE LA MANIFESTACIÓN DE CRISTO

Imagen relacionada

1º) El nacimiento de Cristo se manifestó primeramente a los pastores en el mismo día de su nacimiento. Se lee en San Lucas (2, 8.15): Y había unos pastores en aquella comarca que estaban velando, y Guardando las velas de la noche sobre su ganado,.. Y aconteció que luego que los Ángeles se retiraron de ellos al cielo, los pastores se decían unos a otros: Pasemos hasta. Belén...y fueron apresurados.

2º) Los magos llegaron a Cristo a los trece días de su nacimiento, cuando se celebra la fiesta de la Epifanía. Porque, si hubieran llegado después de uno o dos años, no lo habrían encontrado en Belén, ya que San Lucas (2, 39) dice: Y cuando lo hubieron todo cumplido conforme a la ley del Señor (esto es, ofreciendo al niño Jesús en el templo), se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret.

lunes, 6 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 14


6 de enero

EPIFANÍA DEL SEÑOR

Resultado de imagen para adoracion de los magos obras de arte

Caminarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu Aurora (Is 60, 3).

Los Magos son las primicias de los gentiles que creen en Cristo; en los cuales aparecieron como en cierto presagio la fe y la devoción de los gentiles, que venían a Cristo desde países lejanos. Y por esto, así como la devoción y la fe de los gentiles están sin error por la inspiración del Espíritu Santo, igualmente ha de creerse que los Magos, inspirados por   el Espíritu Santo, tributaron sabiamente reverencia a Cristo.

domingo, 5 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 13


5 de enero

EL FRUTO DE LA
BIENAVENTURADA VIRGEN MARÍA

Imagen relacionada

Bendito el fruto de tu vientre (Lc 1, 42).

Alguna vez el pecador pide a las cosas lo que no puede conseguir,   mientras que el justo lo consigue. Para el justo se guarda la hacienda del pecador (Prov 22). Así Eva buscó el fruto y no encontró en él todo lo que quiso. La Bienaventurada Virgen, al contrario, encontró en su fruto todo lo que Eva había deseado. En efecto, Eva deseó tres cosas en su fruto.

1º) Lo que d diablo le prometió falsamente, a saber: que serían como dioses, sabiendo el bien y el mal (Gen 3, 5). Seréis, le dijo aquel embustero, como dioses. Y mintió, porque es mentiroso y padre de la mentira 1. Porque Eva al comer la fruta no se hizo semejante a Dios, sino más desemejante; pues pecando se alejó de Dios, su salvador, y por ello fue expulsada del Paraíso. Pero en cambio lo encontró la Bienaventurada Virgen y todos los cristianos en el fruto de su vientre; pues por Cristo nos unimos y asemejamos a Dios: Cuando él aparezca, seremos semejantes a él, por cuanto nosotros le veremos así como él es (1 Jn 3, 2).

sábado, 4 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 12


4 de enero

VIRGINIDAD DE MARÍA

Resultado de imagen para santa maria madre de dios obras de arte

I. La Bienaventurada María fue virgen en el parto, porque el Profeta no solamente dice: He aquí que concebirá una Virgen, sino que añade: y parirá un Hijo (Is 7, 14). Esto fue conveniente por tres razones:

1º) Porque correspondía a la condición del que nacía, que es el Verbo de Dios. Porque el Verbo no solamente es concebido sin corrupción en el corazón, sino que también procede del corazón sin corrupción. Por lo cual, para demostrar que aquél sería el cuerpo del Verbo de Dios, fue conveniente que naciese del seno incorrupto de la virgen. A este respecto se lee: "La que da a luz una carne pura, cesa de ser virgen. Mas porque nació en carne el Verbo de Dios protege la virginidad, manifestándose por esto que él es el Verbo. Tampoco nuestro verbo mental corrompe nuestra mente, cuando es dado a luz; ni Dios, Verbo substancial, al querer nacer, ha destruido la virginidad.

viernes, 3 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 11


3 de enero

FIESTA DEL SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS

Imagen relacionada

Debemos saber que este nombre tiene una virtud inmensa y múltiple. Es refugio para los penitentes, remedio para los enfermos, ayuda para los que luchan, sufragio para los que oran, pues confiere el perdón de los pecados, la gracia de la salud, la victoria a los tentados, la fuerza y la confianza de alcanzar la salvación.

En cuanto al perdón de los pecados, dice San Juan en su Epístola I (2, 12): Os escribo a vosotros, hijitos, porque os son perdonados vuestros pecados por su nombre. Y San Agustín añade: "¿Qué significa Jesús, sino Salvador? Luego por ti mismo sé Jesús para mí. No tengas presente, Señor, mi mal, de modo que te olvides de tu bien. Pero debe advertirse que este nombre se impone en la circuncisión; con lo que se significa que se salvan los circuncidados espiritualmente." Por eso dice San Bernardo: "Es necesario, hermanos, que nosotros seamos circuncidados, para poder así recibir el nombre de salvación; ser circuncidados no literalmente, sino en espíritu y en verdad."

jueves, 2 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 10


2 de enero
IMPOSICIÓN DEL NOMBRE DE JESÚS

 Imagen relacionada

Y después que fueron pasados los ocho días para circuncidar al niño, le pusieron por nombre Jesús (Lc 2,21).

Como se lee en el Génesis (17), Abrahán recibió de Dios a la vez la imposición del nombre y el mandato de la circuncisión. Por eso era costumbre entre los judíos imponer nombres a los niños en el mismo día de la   circuncisión, como si no lo tuviesen perfecto antes de la circuncisión, del mismo modo que ahora se imponen nombres a los niños en el bautismo.

Debe advertirse que los nombres de cada uno de los hombres se imponen siempre por razón de alguna propiedad de aquel a quien se impone, ya por el tiempo, como se imponen los nombres de los santos a los que nacen en las fiestas de ellos, ya por el parentesco. Pero los nombres que Dios impone a algunos siempre significan algún don gratuito concedido a ellos por el mismo Dios, como se dijo a Abrahán: Serás llamado Abrahán, porque te he puesto por padre de muchas gentes (Gen 17, 5), y también a Pedro: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia (Mt 16, 18).

miércoles, 1 de enero de 2020

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 9


LA CIRCUNCISIÓN
DEL SEÑOR

Imagen relacionada

Después que fueron pasados los ocho días para circuncidar al niño (Lc 2, 21).

Por varias razones Cristo debió ser circuncidado.

1ª) Para recomendarnos con su ejemplo la virtud de la obediencia; por lo cual fue circuncidado a los ocho días como estaba mandado en la ley. Cristo recibió la circuncisión en el tiempo en que estaba prescrita; y este ejemplo debe ser imitado en el sentido de que observemos lo que es de precepto, pues cada cosa tiene su tiempo y oportunidad, como dice el Eclesiastés (8, 6).

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 8


1º de enero
Año nuevo - Octava de la Natividad

SANTA MARÍA MADRE DE DIOS

Resultado de imagen para santa maria madre de dios obras de arte

I. Fue conveniente que Cristo naciese de mujer:

1º) Porque con ello fue ennoblecida toda la naturaleza humana; por lo cual dice San Agustín 1: "La liberación del hombre debió manifestarse en uno y otro sexo; luego, puesto que convenía que Cristo tomase el sexo del hombre, que es el más noble, convenía que la liberación del sexo femenino se manifestase en haber nacido de una mujer." Mas, para que no pareciese que era despreciado el sexo femenino, fue conveniente que tomase carne de la mujer. Por eso aconseja San Agustín: "Varones, no os despreciéis a vosotros mismos; el Hijo de Dios tomó forma de varón. Mujeres, no os despreciéis a vosotras mismas; el Hijo de Dios nació de mujer" 2.

2º) De este modo se completa toda la diversidad de la generación humana; pues el primer hombre fue hecho del barro de la tierra, sin varón y sin mujer.; Eva fue hecha del varón sin la mujer, mas los demás nacen de hombre y de mujer. Por consiguiente, quedaba este cuarto modo propio de Cristo, cual era el nacer de mujer, sin varón.

martes, 31 de diciembre de 2019

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 7


31 de diciembre – Día 7º dentro de la octava de Navidad

CUNSTANCIAS DEL NACIMIENTO DE CRISTO

Resultado de imagen para nacimiento de jesus obras de arte
  
I. Cristo quiso nacer en Belén.

1º) Porque fue hecho del linaje de David, según la carne (Rom1,3), al cual también fue hecha una promesa especial de Cristo; y por eso quiso nacer en Belén, donde nació David, para que se mostrase que se había cumplido la promesa hecha a él sobre el mismo lugar del nacimiento; y esto indica el Evangelista, al decir: Porque era de la casa y familia de David (Lc,2,4).

2º) Porque Belén significa casa de pan, como dice San Gregorio; y El mismo Cristo es el que dice: Yo soy el pan vivo, que descendí del cielo (Jn 6,41).

Así como David nació en Belén, así también eligió a Jerusalén para establecer en ella la sede del reino, y edificar allí el templo de Dios; y así eligió a Jerusalén, para que fuese a la vez ciudad real y sacerdotal. Mas el sacerdocio de Cristo y su reino se consumaron principalmente en su pasión, y por eso eligió convenientemente a Belén para el nacimiento, y a Jerusalén para la pasión.

lunes, 30 de diciembre de 2019

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 6


30 de diciembre – Día 5º dentro de la octava de Navidad

(Si no cae ningún domingo dentro de la octava de Navidad
en este día se celebra la fiesta de la Sagrada Familia)

ALUMBRAMIENTO DEL ALMA PENITENTE

Imagen relacionada


En sentido místico podemos considerar que el parto de la Bienaventurada Virgen María significa el parto del alma penitente, como se dice en Isaías: De tu temor, Señor, concebimos y dimos a luz espíritu de salud (de buenas obras) (26, 18). A este parto conviene místicamente el lugar del nacimiento de Cristo, es decir, Belén. Por ello dice San Bernardo: "Si tú eres también Belén por la contrición del corazón, de modo que tus lágrimas sean tu pan de día y de noche, y esta refección te proporciona alegría continua (Belén se interpreta casa de pan), y si eres Judá por la confesión y ciudad de David por las obras de satisfacción, nacerá Cristo en ti, y llenará de alegría tu corazón por la gracia en el presente y por la gloria en el futuro."

Pero debe advertirse que, después del parto de la penitencia, el alma penitente debe envolverse con los pañales de la caridad contra la torpeza del pecado, que consiste en el desorden interior del alma; debe reclinarse por el amor de la humildad contra la soberbia, que es una aversión; y colocarse en el pesebre de la aspereza por una penitencia proporcionada contra el deleite del pecado, que es una orientación al mal.

domingo, 29 de diciembre de 2019

Meditaciones de Navidad con textos de Santo Tomás de Aquino 5


Domingo dentro de la octava de Navidad

(o, en su defecto, el 30 de diciembre)

LA SAGRADA FAMILIA: JESÚS, MARÍA Y JOSÉ

Imagen relacionada
  
Siendo María, su madre, desposada con José... (Mat 1, 18).

1. ¿Existió verdadero matrimonio? Debe contestarse afirmativamente, porque allí existieron los tres bienes del matrimonio, a saber: la prole, el mismo Dios; la fidelidad, pues no existió ningún adulterio; y sacramento, porque hubo unión indisoluble de las almas.

Pero ¿cómo existió el matrimonio? Porque el voto impide contraer matrimonio. Como quiera que la Bienaventurada Virgen hizo voto de virginidad, parece que no se dio verdadero matrimonio. Debe decirse que (María) se sentía angustiada por dos cosas. Por un lado, le angustiaba la maldición de la ley a que estaba sujeta la mujer estéril; por otra parte, el propósito de guardar castidad; y por eso no se cree que, antes de desposarse con José, hubiese hecho voto absoluto de virginidad, sino únicamente bajo la condición de si agradaba a Dios; y aun cuando la hubiese tenido de deseo, sin embargo, sometió su voluntad acerca de esto al arbitrio divino. Pero después, una vez que tomó esposo, conforme a lo que exigían las costumbres de aquellos tiempos, y después que hubo conocido que aquello era grato a Dios, de común acuerdo hizo con José voto absoluto de virginidad, y esto precisamente antes del anuncio del Ángel, pues respondió a éste: ¿Cómo será esto, porque no conozco varón? (Lc 1, 34), lo cual no hubiese dicho con verdad, si primero no hubiese dedicado su virginidad a Dios.

(In Matth., I, y 3ª q. XXVIII, a. 4)

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter