miércoles, 26 de junio de 2019

Entronización del Corazón de Jesús en las familias - Mons. José Ignacio Munilla

La Meta es vivir unidos en el cielo
Parece lejana pero también tenemos objetivos más cercanos: la amistad con Jesús ahora.
El Cristianismo es una amistad.
El cielo se empieza a vivir unido en amistad con Él.
A Jesús del damos alegrías y disgustos.
¿Cómo está mi relación con Jesús hoy?
Entronizar es hacer explícito el deseo de vivir unidos al Corazón de Jesús.
Tres claves

1.    Tener el descanso en el Corazón de Jesús, reposando mi cabeza en su Corazón. En la familia
Venid a Mí los que estáis cansados y os aliviaré.
Donde está tu tesoro está tu corazón y donde está tu corazón buscarás tu descanso.
2.    En la familia conviven dos tendencias, a la unión y a la dispersión.
Nacidos para vivir en familia y para ser fermento en la sociedad.
El Corazón de Jesús en el centro de la familia es el Aglutinador de los distintos por su Amor.
Somos uno en el Corazón de Cristo y a la vez tiene para cada uno una misión.
Jesús nos une y nos envía. Somos familia misionera.
3.    La familia es el lugar en el que escuchamos la llamada a la conversión en el cual se nos enseña a beber de la fuente de la corrección.
La familia es el lugar natural de la corrección.
Este don de la conversión tiene que tener una gracia sobrenatural que nos llega en el Corazón de Cristo.
El mayor regalo que puedo hacer a la familia es el regalo de nuestra conversión.
Esto está claramente visualizado en la entronización del Sagrado Corazón.
La conversión no sólo es individual, por eso se vuelve misionera la familia que entroniza al Corazón de Jesús, orando y ofreciendo sacrificios.
En esa familia está presente la vida de la Iglesia y sus horizontes van siendo los horizontes de Jesús. Y hay deseos de que el Corazón de Jesús reine en las otras familias.

Seis Características de la devoción al Sagrado Corazón
1.    Ser amados. Ser conscientes del amor incondicional que Dios nos tiene
2.    En la familia educamos a adorar a Dios y sabemos distinguir mis gustos de a Quien adoro. No hacer ídolos de mis gustos.
Es escuela de adoración.
3.    Subrayar el camino de la sencillez y de la humildad.
Dios es sencillo y la Verdad es sencilla.
Si no os hacéis como niños n entraréis en el reino de los cielos.
Los niños aprender a ser adultos y los adultos a ser niños.
4.    La Cruz convive con la sencillez.
No hay familia sin cruz.
No podemos acercarnos al Corazón de Jesús si no estamos dispuestos a aceptar, ofrecer, confiar y discernir la sabiduría de la Cruz.
El Corazón de Jesús el gran compañero de mi cruz.
5.    El secreto de la santidad está en la perseverancia.
Una familia es un compromiso de perseverancia donde se compensan debilidades con fortalezas.
6.    La meta es el cielo.
Que el objetivo de la familia sea juntarse todos en el cielo y vivir de tal manera que no falte nadie. Decirlo, rezarlo porque es la meta de nuestra vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter