jueves, 13 de junio de 2019

Criterios católicos para discernir el voto - Mons. Pedro Daniel Martínez Perea


Criterios católicos para discernir el voto

Texto de la carta pastoral de

Mons. Pedro Daniel Martínez Perea
Obispo de San Luis


Mis queridos fieles: 

En esta oportunidad me dirijo a Ustedes en orden a recordar juntos las consecuencias que implican nuestra fidelidad a Jesucristo y a su Iglesia en la vida cristiana cotidiana. Entre éstas hay que enumerar nuestro compromiso social en orden al bien común. La misión principal de un Pastor y Obispo consiste en anunciar el Evangelio y a Jesucristo, Hijo único de Dios, enviado por el Padre para nuestra salvación en el Espíritu Santo.

Ahora bien, el anuncio evangélico contiene también una concepción determinada del hombre y de su entorno, tanto individual como social, y que la Iglesia católica manifiesta y enseña especialmente a través de su Catecismo y Doctrina social. 

Al respecto, con la presente Carta Pastoral les propongo algunos criterios católicos que puedan ayudarlos como una guía en el discernimiento al momento de elegir candidatos en las próximas elecciones y dar su voto de modo responsable y personal, en cuanto ciudadanos y cristianos. 

Tales criterios se refieren a argumentos fundamentales tanto en sí mismos como para la vida social:

1. El compromiso por el bien común es un deber de todos y conlleva una sincera vocación de servicio que no se reduce a intereses exclusivamente partidarios o de grupos. 


2. El fiel cristiano al momento de emitir su voto ha de ejecutarlo según un juicio libre, a la luz del orden natural, de la fe y de las enseñanzas de la Iglesia, ponderando las consecuencias éticas y morales que se derivan en la vida social de tal decisión. 

3. En este sentido, todo fiel cristiano considerará atentamente al momento de emitir su voto las propuestas y contenidos de los distintos programas políticos-partidarios, especialmente referidos a aquellos argumentos que podrían ser compatibles o no con la ley natural y la ley divina y, por ello, con el anuncio del Evangelio.

4. Por lo cual al emitir el voto de modo coherente con el Evangelio tendrán que valorar si los candidatos y partidos expresan en sus plataformas el respeto y promoción de: 

4.1. La dignidad de todo ser humano, creado a imagen y semejanza de Dios. De ello se sigue la promoción y defensa de la vida humana desde la concepción hasta su muerte natural. Lo cual significa el rechazo del aborto directamente intentado, como fin o como medio, y la eutanasia. 

4.2. La familia, en cuanto célula y pilar de la sociedad, entendida como unión estable entre un varón y una mujer abierta a la vida. De ello se sigue la valoración esponsal de la heterosexualidad. 

4.3. La libertad y prioridad de los padres en la educación de sus hijos según sus propias convicciones y creencias, y así puedan confiar a sus hijos a los Colegios que libremente han elegido por su propio ideario educativo. De ello se sigue que la verdadera libertad de enseñanza incluye también la formación religiosa y trascendente. Lo cual significa el rechazo a una educación impuesta por el Estado como pensamiento único y obligatorio. Como lo sería el caso de la ‘ideología de género’, que es opuesta a la misma Revelación y a la antropología cristiana.

4.4. La paz social entendida como la concordia ordenada entre los ciudadanos para obtener el bien común de la sociedad, procurada por un gobernador prudente que promueva la comunión y amistad social entre los ciudadanos. Lo cual significa el rechazo de políticas de luchas y confrontaciones o de las llamadas ‘luchas de clases’. 
Mientras invito a todos a pedir a Jesucristo, Príncipe de la Paz, ilumine a todos para que las próximas elecciones provinciales se realicen en paz y en el mutuo respeto en orden a que San Luis permanezca fiel a sus raíces católicas, los bendigo en Cristo y María Santísima.
L.D.V.M.
+Pedro Daniel Martínez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter