sábado, 30 de septiembre de 2017

Domingo XXVI (ciclo a) Guión litúrgico


Entrada:
La Santa Misa es el lugar más adecuado para ofrecer a Dios nuestros trabajos, alegrías y sufrimientos. En la Misa se actualiza y se hace presente el Sacrificio de Cristo en la Cruz. Participemos digna, activa y devotamente de esta Misa para que nuestros esfuerzos y dolores se unan a los de Cristo y sirvan para la salvación del mundo. Para iniciar esta celebración nos ponemos de pie y cantamos…


Lecturas:
La Palabra de Dios nos anuncia su voluntad, recibámosla con espíritu abierto para ser dóciles a ella.

Oración de los fieles:
a cada intención respondemos: “Atiende nuestras súplicas, Señor”.

-Para que la Iglesia sea el lugar de encuentro y reconciliación de los hijos de Dios, oremos…
-Por el Papa Francisco, para que por la oración del Pueblo de Dios, se encuentre libre de peligros y siempre protegido, oremos…
-Por los que están solos, para que experimenten el misterio de la Iglesia, Familia de Dios y escuela de comunión fraterna, oremos hermanos…
- Por nuestra comunidad parroquial, para que sea abierta y solidaria con todos aquellos que se acercan a vivir la vida de Cristo. Oremos...

Ofrendas:
Junto al pan y el vino, acerquemos al altar nuestra disposición de cumplir siempre su Palabra. Lo hacemos cantando…

Comunión:
Dice el Señor: “El que guarda mis mandamientos me ama y mi Padre lo amará y vendremos a él y haremos morada en él.” Con el Gozo de saber que en La Eucaristía Jesús viene a nosotros. Cantamos…

Despedida:
Al terminar la Santa Misa somos enviados al mundo como verdaderos apóstoles e instrumentos de su paz. Que el mundo encuentre en nosotros testigos convincentes, para que ayudemos a los hombres a creer en Jesucristo, Salvador del mundo. Concluimos esta celebración cantando…


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter