lunes, 5 de agosto de 2013

Domingo XVIII (ciclo c) Guión litúrgico

Entrada:
Hermanos; todo lo que se construya de espaldas a la voluntad de Dios, está edificado sobre arena. La seguridad que dan los bienes materiales es frágil y también insuficiente, porque nuestra vida no se plenifica sino en Dios. En cada Eucaristía renovamos esta fe y glorificamos a Dios. Nos disponemos a dar comienzo a la Santa Misa poniéndonos de pie y cantando…

Lecturas:
La palabra de Dios nos muestra la insensatez de la avaricia y nos señala cómo debemos enriquecernos  espiritualmente en el Seño. Recibamos co fe este anuncio de salvación.

Oración de los fieles:
A cada intención respondemos: “Escúchanos Señor”

-         Por la Iglesia y particularmente por las órdenes religiosas, para que sean modelo de desprendimiento y así imitando la pobreza del Salvador, puedan mostrar al mundo donde se encuentra la verdadera riqueza. Oremos…
-         Por los que ejercen la función pública, para que la codicia no anide en sus corazones y administren honesta y responsablemente, los bienes que les han sido confiados. Oremos…
-         Por los que sufren por la avaricia de los otros, para que el Señor los colme de bienes espirituales y puedan encontrar en la caridad de los cristianos la ayuda a sus necesidades materiales. Oremos…
-         Por todos nosotros, para que no caigamos en la tentación de la avaricia y sepamos servirnos de los bienes temporales con criterios evangélicos, anhelando el premio de los bienes eternos. Oremos

Presentación de las ofrendas:
Junto con los dones del pan y el vino, presentemos al Señor el propósito de despojarnos de las cosas superfluas para ayudar a los más necesitados. Cantamos…

Comunión:
El señor se hace Eucaristía para alimentar nuestra pobreza con su presencia. Cantamos…

Salida:
Animados por la enseñanza evangélica y la gracia del Señor, cantamos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Páginas vistas en total

contador

Flag Counter